LAS CIENCIAS SAGRADAS Y SU VINCULACIÓN. ASTROLOGÍA, TEOLOGÍA Y CRISTIANISMO

 

 

En artículos anteriores (https://astroclasica.wordpress.com/2020/07/10/astrologia-y-religion-mercurio-y-el-sol-en-el-catolicismo/) ya relacionamos la demostrada vinculación entre la Astrología y la religión, especialmente el Cristianismo y su derivación a la extensión de ésta en el Cristianismo católico.

En otro orden de relación las distintas visiones Cosmológicas y Cosmogónicas siempre han estado vinculadas a las ciencias sagradas, desde la Filosofía hasta la Religión, pasando por la Astrología. Podemos encontrar innumerables testimonios en textos clásicos.

La pregunta que subyace entonces es ¿cómo se imbricaría la Astrología en este triángulo sagrado?. Un ejemplo claro lo podemos encontrar en el Renacimiento en la cosmologización de imágenes del Tarot más importante de la época, el Tarot de Mategna (a la altura del famoso Tarot de Visconti, aunque con un objetivo distinto).

Exif_JPEG_420

Podríamos decir que la Astrología es una ciencia que se remonta a los orígenes del ser humano. Incluso antes de conocer el fuego, el ser humano conocía las estrellas. Sus noches estaban iluminadas por ellas y se fijó en su posición en el cielo y en su movimiento. De hecho, la observación de los astros está profusamente documentada por disciplinas actuales la Paleoastronomía o Arqueoastronomía, que analiza la orientación de estructuras prehístóricas hacia los Solsticios o los Equinocciios. Se cuenta con yacimientos como por ejemplo el de Karahunj en Armenia en el que se observan mirillas practicadas en menhires con la intención de observar y medir la posición y el movimiento de los astros.

 

En el citado Tarot podemos observar cómo el palo C de cartas nos encontramos las artes liberales junto con las ciencias liberales (sagradas) relacionadas entre síIMG_20221204_111025

Al respecto de la relación entre Astrología, Cosmogonía y Cosmología, todas ellas están estrechamente vinculadas en torno a la coincidencia de elementos fundamentales concurrentes.

CORRIENTES DE INFLUENCIAS FILOSOFICOS

COSMOGONIA EGIPCIA COSMOGONIA FILOSÓFICA HINDU

COSMOGONIA GRIEGA COSMOGONIA PITAGÓRICA

COSMOGONIA PLATÓNICA COSMOGONIA SUMERIO CALDEA

 

                                                                                                                   RESUMEN DE FACTORES CONCURRENTES

RESUMEN DE FACTORES CONCURRENTES

Únicamente desde la Ilustración, el modelo moderno de pensamiento abandona la idea de vinculación de las distintas ciencias con la mística, la teología o astrología y otras disciplinas relacionadas (Magia natural, Alquimia, Cábala o los cultos mistéricos).

Tal y como se observa en las imágenes anteriores la relación entre ciencias sagradas en la antigüedad era clara, pues en origen el modelo de pensamiento actuaba de columna vertebral que las unía todas.

Así pues en el Evangelio cristiano (y los textos sagrados que conforman la Biblia – desde el Génesis hasta el Apocalipsis pasando por el Pentateuco-) nos encontramos con multitud de referencias astrológicas en pasajes y misterios sagrados relacionados con ciclos, efectos, acontecimientos y eventos.

El movimiento celeste del Sol por los 12 signos astrológicos y los 12 apóstoles, los 7 pecados capitales y su relación con el Septenario astrológico, las 14 estaciones del Via Cruzis (Via Dolorosa) y su vinculación al ciclo lunar y los 7 planetas clásicos:

“En el sexto mes fue enviado el ángel Gabriel, de parte de Dios, a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón de nombre José, de la casa de David: el nombre de la virgen era María.

Entrando a ella le dijo: Dios te salve, llena de gracia, el señor el contigo. Ella se turbó al oir estas palabras y discurría qué podría significar esta salutación.

El ángel le dijo: No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios, y concebirás en tu seno, y darás a luz un hijo a quien pondrás por nombre Jesús.

Dijo María al ángel: ¿Cómo podrá ser esto, pues no conozco varón?. El ángel le contestó diciendo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la virtud del Altísimo te cubrirá con su sombra, y por esto, el hijo engendrado será santo, y será llamado Hijo de Dios”, Lc, 1,26 ss.

En la cultura Judía, la correspondencia de los ángeles con los planetas es la siguiente:

Sol/Miguel; Luna/Gabriel, Mercurio/Rafael; Venus/Arnad; Marte/Samael; Jupiter/Zadkiel; Saturno/Cassiel.

Por tanto, he aquí la conexión de religión (cristianismo y judaísmo) con Astrología.

Según Demetrio Santos “sabemos que Gabriel es el ángel de la Luna, y por tanto se indica una conexión de la Luna y la sombra, lo que nos lleva a un eclipse lunar. Pero esto es parte de otra investigación sobre este tipo de fenómenos que desvelaremos más adelante, en un artículo posterior.

DIVINIDADES MITOLOGICAS

En este sentido la relación entre efectos astrales y divinidades mitológicas generales son comunes a todas las religiones. Véase el cuadro anterior.

O el siguiente cuadro sinóptico coincidente con los efectos del Septenario clásico

SEPTENARIO

En los textos sagrados como hemos indicado al consultar pasajes bíblicos encontramos elementos astrológicos bien definidos, aunque sugeridos, que en muchos casos no se indican expresamente, sino que deben ser manejados a través de una exégesis con conocimientos de cierta profundidad en las diferentes corrientes teológico-filosóficas:

“Adán y Eva en el Paraíso, llegaron a este momento crucial de la adquisición mental. Fue Lucifer (literalmente «el que lleva la luz») un ángel caído, el que, en forma de reptil (es decir, llegando sin sentírsele) invitó a Eva a comer la manzana o sea la fruta del árbol de la Ciencia del Bien y del Mal, por que así, según palabras de la serpiente, «serían tanto como Dios».  El símbolo no puede ser más hermoso, más genial ni más profunda. El árbol del bien y del mal es el conocimiento, que no es en si ni bueno ni malo, sino según la intención con que se le  adquiera o dirija. Simbolizado en la manzana, fruto con carpelo de cinco puntas, ya que, según  la tradición arcaica (conocida evidentemente por Moisés) el número cinco ha sido siempre símbolo de la mente o de la inteligencia, en vista de que, en la Naturaleza, toda manifestación inteligente va determinada por el número 5, como claramente se observa en los cinco dedos de  la mano (órgano ejecutivo de la inteligencia) y los cinco sentidos corporales, órganos adquisitivos de las imágenes originales del pensamiento.  Si el relato bíblico cita a Eva como la primera en comer de la fruta prohibida, es porque la tónica psíquica de la mujer es la imaginación, mientras que la del hombre es la reflexión. De aquí que la primera esté más fácilmente dispuesta al conocimiento concreto, basado en las imágenes suministradas por los sentidos. Además –como decía Cristóbal de Castro-, «el hombre siente y la mujer presiente. Y este conocimiento anterior determina en la fémina una vanguardia, la dota de un sentido espectral que le permite, como a ciertas aves, ver en la noche»

Al comer la manzana, Adán y Eva conocieran; y entonces se avergonzaron de que estaban desnudos. Es decir, perdieron la inocencia.  Lucifer, el tentador, como ángel que era, representa una «substancía espiritual», (empleando el lenguaje escolástico), una idea de Dios, infundida en la mente virgen de nuestros primeros padres, como elemento de evolución propia, de responsabilidad y de conciencia. Había que pasar de la inocencia a la sabiduría por el camino peligroso del conocimiento concreto y relativo. La máquina mental del hombre se hubo puesto en marcha gracias a la rebeldía de un ángel caído de los cielos. O lo que es lo mismo, de un impulso superior, verdadera «categoría kantiana» que, por «iluminación divina» -si seguimos a Plotino y a  San Agustín- había de convertir al hombre en un dios, dominador, con su inteligencia, de la Naturaleza e indagador de los secretos del Universo. Arma de doble filo que tan pronto puede perdernos descubriendo bombas atómicas, como redimirnos llegando a la invención de la luz eléctrica.

Efectivamente, el hombre al conocer, adquiere iniciativa, opción y albedrío, capaces de enfrentarle con el imperativo de las leyes naturales. Al violar estas, conoce el mal y la desgracia, con todas las secuelas dolorosas que puedan salirle al paso durante la vida terrenal,

La maldición de Jehová al arrojarle del Paraíso, con las tremebundas palabras de «multiplicaré  tus trabajos y tus miserias.. . parirás tus hijos con dolor… comerás el pan con el sudor de tu frente…,  etc., más que un castigo resultan ser la consecuencia natural del conocimiento incipiente; de haber perdido la sabia dirección del instinto sin haber llegado a la razón del mismo. Pecado, enfermedad y delito, hemos dicho anteriormente, tienen un parentesco oculto.

Todo ello, en el fondo, no supone sino una violación de la ley natural con sus efectos lógicos de mal y de dolor, reveladores del error y advertencias para su rectificación.  Así el conocimiento hizo perder a Adán y Eva la felicidad, la tendencia al bien, la ciencia infusa, la gracia divina y la inmortalidad que Dios les prometiera «si no comían de la fruta prohibida» (Dr Eduardo Alfonso).

Nótese aquí que en los primeros párrafos se alude al número 5 (los sentidos en el ser humano) y su clave astrológica representada en un horóscopo en los Términos astrológicos.

En textos filosóficos nos podemos encontrar la misma relación con elementos astrológicos.

Así, Macrobio nos dice lo siguiente:

“Pero retomemos las palabras que escribió después de éstas: «Puesto que los hombres fueron creados con la condición de que fuesen l guardianes de este globo que ves que se  halla en el centro de este templo y que sellama Tierra, y les fue otorgada un alma que  procedía de aquellos fuegos eternos que denomináis constelaciones y estrellas, las cuales, redondas y en forma de globo, animadas por mentes divinas, recorren a una velocidad  prodigiosa sus círculos y sus órbitas».

Expondremos con todo detalle, cuando hablemos de las nueve esferas, por qué dice de  la Tierra que es un globo situado en el centro del universo. Por otra parte, designa  oportunamente el universo con el nombre de «templo del dios» a causa de quienes creen que el dios no es sino el propio cielo y los cuerpos celestes que contemplamos. De este modo, para  mostrar que la omnipotencia del dios supremo apenas puede ser comprendida y jamás puede  ser contemplada, llamó todo cuanto se ofrece a la vista del hombre el templo de aquel que  sólo la mente puede concebir. Así, quien siente veneración por estos cuerpos como si fuesen  templos debe rendir culto con mayor devoción a su creador, y todo aquel al que se le permite  frecuentar este templo sabe que deberá vivir como un sacerdote. Por ello Cicerón afirma, en  una especie, por así decir, de declaración pública, que hay tal condición divina en el género  humano que todo el mundo se ve ennoblecido por esta afinidad con el Alma (animus) celeste.

Cabe destacar que en este pasaje utilizó el término animus en sentido propio y en sentido  figurado. En efecto, el animus es propiamente la mente, que nadie ha dudado nunca que es  más divina que el aliento vital (anima). Aun así, a veces también designamos de igual forma  el aliento vital. Por tanto, cuando dice: «Y les fue otorgada un alma (animus,) que procedía de aquellos fuegos eternos», es preferible interpretar lamente, que compartimos de  modo especial con el cielo y los astros. No obstante, cuando proclama: «Debéis retener  vuestra alma (animus,) en la prisión del cuerpo», se refiere entonces al aliento vital (anima)  que está encadenado en la prisión del cuerpo, a la que no se somete la mente divina.

Expongamos ahora cómo, según los teólogos, compartimos el animus —es decir, la  mente— con los astros. [6] El dios que es y es llamado Causa Primera es el único principio  y origen de todos los seres que existen o parecen existir. Por medio de la superabundante  fecundidad propia de su grandeza, creó de sí mismo la Mente. Esta Mente, denominada noüs,  dado que mira hacia su padre, guarda una estrecha similitud con su creador, pero, volviendo la  vista hacia lo que la sigue, crea de sí misma el Alma. El Alma, por su parte, reviste las  características de su padre en la medida en que lo contempla, pero poco a poco, mirando hacia  atrás, degenera y pasa de ser incorpórea a fabricar los cuerpos. Bien es verdad que posee, de  la Mente de la que ha nacido, la razón más pura, llamada logikón, y que de su propia  naturaleza recibe la capacidad de tener sensaciones y la de crecer, denominadas aisthetikón y  phytikón respectivamente. Sin embargo, la primera de ellas, o sea, el logikón, que ha obtenido  de la Mente de una manera connatural, como en realidad es divina, sólo es apropiada a las  cosas divinas. Las otras dos, el aisthetikón y el phytikón, habida cuenta de que se apartan de lo divino, coinciden con lo perecedero”.

Hay aquí además una equivalencia del número 3 integrado y explicado en las disciplinas filosóficas con el 3 del  Cristianismo Católico identificado en la Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo).

 

                       APLICACIÓN COSMOLÓGICA DEL EFECTO ASTROLÓGIO SOBRE LAS SOCIEDADES HUMANAS

Si lo que estamos indicando se integra en todos los planos, debe poder atribuirse tanto en el plano biológico como en el social. Sabemos que existe al menos un texto astrológico antiguo atribuible a través de distintas configuraciones astrales a un territorio o país (Libro de las Cruzes escrito para la España medieval).

De esta manera deberíamos poder encontrar ejemplos de vinculación de elementos astrológicos con acontecimientos de tipo religioso conjeturables desde la técnica astrológica. Y en efecto, los hay.

Nos detendremos en uno concreto. Debido a la gran producción de textos astrológicos y religiosos, la práctica sobre la religión la podemos explicar desde la Astrología aplicada sobre el Catolicismo. Es sabido que los grandes centros de peregrinación religiosa amalgaman efectos en un gran número de tiempos (seres humanos con motivación individual explicada desde la Astrología). Y uno de los caminos de peregrinación por excelencia en el Catolicismo es el Camino de Santiago (España, Santiago de Compostela en honor al apóstol Santiago el Mayor).

Para ello debemos explicar en cierto modo, la relación del Cristianismo con la astrología desde el mismo momento de su nacimiento, para ver así la adecuada dimensión de ésta.

Retrocediendo 2000 años y recientemente explicado ya desde la Iglesia católica. Procederemos primero a explicar la relación de Jesús de Nazaret con el signo de Piscis. En efecto, ya está más que demostrado que el nacimiento del Cristianismo que se data dese el nacimiento de Jesús de Nazaret corresponde con un hecho astronómico que en realidad se trata de un evento astrológico. Joseph Ratzinger (Papa Benedicto XVI) en su libro “Jesús de Nazaret” en el capítulo dedicado a su nacimiento (marco histórico y geográfico del relato) dedica un epígrafe a los Magos de Oriente:

“¿Quiénes eran los “astrólogos”?

“Pero ahora hay que preguntar, ante todo: ¿Qué hombres eran estos a los que Mateo designa como “magos” procedentes de “Oriente”?. El concepto de “magos” (mágoi) tiene en las fuentes correspondientes una considerable amplitud de significado, que se extiende desde los totalmente positivo hasta lo totalmente negativo.

                El primero de los cuatro significados principales comprende por magos a miembros de la casta sacerdotal persa. En la cultura helenista eran considerados como “representantes de una auténtica religión”, pero se decía que sus ideas religiosas estaban al mismo tiempo “fuertemente influenciadas por contenidos filosóficos”, de modo que muchas veces se representaba a los filósofos griegos como discípulos suyos…”

                “… Los demás significados que menciona Gerhard Delling designan a los hombres que poseen y ejercen un saber y poder sobrenatural así como a los brujos. Y, por último, a los timadores y seductores…”

                “Así pués, en el Nuevo Testamento encontramos ambos significados de “mago”: en la historia de los magos de San Mateo, la sabiduría religiosa y filosófica es, por lo visto, una fuerza que pone a los hombres en camino de la sabiduría que, en última instancia, conduce a Cristo…”

                “Al parecer, para los magos de Mt 2 rige, por lo menos en sentido amplio, el primero de los cuatro significados. Aun cuando no eran justamente miembros de la casta sacerdotal persa, eran portadores de un conocimiento religioso y filosófico que había crecido y perduraba aún en ella

                Obviamente, se ha intentado encontrar un encasillamiento más preciso. El astrónomo vienés Konradin Ferrari dÓcchieppo ha mostrado que, en la  ciudad de Babilonia, que había sido centro de la astronomía científica, pero que, en tiempos de Jesús, estaba ya en decadencia, seguía actuando “todavía un grupo de astrónomos, en paulatina desaparición. (…) Tablillas de barro con abigarradas inscripciones en signos cuneiformes con cálculos astronómicos constituyen pruebas inequívocas al respecto” Según el autor, la conjunción de los planetas Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis que tuvo lugar en los años 7-6 a. C. – el período en que, según se presume en la actualidad, tuvo lugar realmente el nacimiento de Jesús- pudo ser calculada por astrónomos babilonios y los habría conducido al país de Judea y a un “Rey de los judíos” recién nacido…”

La estrella

                “Pero ahora tenemos que regresar una vez más a la estrella que, según el relato de San Mateo, puso a los sabios en camino. ¿Qué estrella era esa?. ¿Existió realmente?…

… No obstante, no podía dejar de plantearse la pregunta de si no se trató, a pesar de todo, de una manifestación celeste susceptible de ser captada y clasificada astronómicamente…”.

“Johannes Kepler presentó una solución que, en lo esencial, es expuesta de nuevo por astrónomos actuales. Kepler calculó que en el paso del año 7 al año 6 a. C. –que, como se ha dicho, se considera hoy el año más probable de nacimiento de Jesús-, tuvo lugar una conjunción de los planetas Júpiter, Saturno y Marte…””… El pensaba que la conjunción ocurrida en el año del nacimiento de Jesús tendría que haberse relacionado también con una supernova…”

“El ya mencionado astrónomo Ferrari dÓcchieppo archivó la teoría de la supernova. Para explicar la estrella de Belén bastaba según él la conjunción de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis, que él podía creer datar con exactitud..”

_”… ¿Qué podemos decir sobre todo esto?. La gran conjunción de Júpiter y Saturno en el signo de Piscis en los años 7-6 a. C. parece ser un hecho establecido. Esto pudo ciertamente dirigir la atención de astrónomos del espacio cultural babilonio-persa hacia el país de los judíos, había un “rey de los judíos…”

Aquí debemos detenernos en los ciclos planetarios de largo período (Consultar el artículo dedicado a los Ciclos Planetarios XXX). De especial interés a este respecto es el texto de Demetrio Santos “Comentario al Evangelio” quien data el nacimiento de Jesús en el 1 de marzo del año -7 a. C.:

“El Stellium o agrupación máxima (Conjunción) es lo que determina un nuevo gran período universal, y encarna en un personaje que es reflejo del mismo, en este caso Jesús (el Mesías). Dentro de las fechas aproximadas de su nacimiento en la figura que mostramos adjunta, y ocurre el día 1 de marzo del año 7 a. C. (calendario juliano) como había calculado muy aproximadamente Kepler. Sabido es que el no coincidir el nacimiento en el año cero de la E. C. se debe a un error de Dionisio el Exiguo establecer la cronología cristiana…””… Por el ambiente astrológico de ese tiempo de la Historia, el horóscopo del personaje era importante, y debió de ser conocido y recordado a comienzos de la propagación del Cristianismo; el “stellium” ocurre en Piscis (la Gran Conjunción de Júpiter y Saturno que da lugar al “stellium” y el evento del nacimiento se produce en el grado 19 de Piscis), y en los primeros tiempos la figura de los dos peces del Signo se ve a menudo en la imaginería cristiana”. “La Gran Conjunción suma el mayor número de primeros armónicos –fundamental, resonancia-, de los planetas que la forman, y por ello la interconexión de bioestructuras en el nativo. Por eso, este será también extraordinario, pues son raras tales conjunciones, y más cuanto mayor número de planetas interviene.

Es como si el nativo integrase todas las sensaciones, mensajes y conocimientos de esas “antenas” de captación exterior que los influyen, es el “hombre cósmico” o “microcosmos” símbolo o reflejo del Universo en sus planos materiales y espirituales, que cada uno de los planetas transmite.

La Gran Conjunción, como todo punto crítico –aquí el máximo- une y separa a la vez el tiempo/eón anterior y siguiente, cada cual caracterizado por la ordenación y valores de los armónicos que lo forman.

En este caso, el punto crítico separa dos tiempos: el pagano y el cristiano, éste perdurable 2000 años después”.

Es importante recordar aquí que en el Evangelio cristiano una de las grandes acciones de Jesús de Nazaret fue el milagro de los panes y los peces, así como la figura del pescador (como así bautizó Jesús al apóstol Pedro, también llamado Simón), pieza esencial en los inicios del cristianismo, designado por el propio Jesús como la roca sobre la que se fundará la Iglesia.

Queda pues patente la importancia del signo zodiacal de Piscis en la religión cristiana.

Otro de los puntos esenciales en el objeto del presente trabajo es la consideración ancestral del planeta Júpiter como significador general de las religiones (regente de los signo zodiacales de Sagitario y Piscis). En muchos mapas antiguos a España se le ha atribuido el signo zodiacal de Sagitario.

 IMG_20221204_193128    IMG_20221204_193128    

Es necesario en este momento explicar la historia del Apóstol Santiago para relacionarla con la peregrinación del Camino de Santiago.

En vida, Santiago era llamado Jacob. De hecho Santiago es la derivación lingüística de Sant Iacob (del latín «San Jacob»). Era pescador junto con su padre Zebedeo y su hermano, el evangelista y también apóstol San Juan. En un momento dado, Jesús le eligió para formar parte de sus discípulos. Desde entonces, Santiago lo acompañó y estuvo presente en varios de los momentos más destacados del Evangelio, como la Transfiguración o la oración en el Huerto de los Olivos antes del comienzo de la Pasión de Nuestro Señor. Del mismo modo, presenció la aparición de Cristo después de Su Resurrección.

Después de Pentecostés, Santiago el Mayor – por aquel entonces llamado Jacob, ya que Santiago es la derivación – es enviado a predicar a Hispania, actuales territorios de España y Portugal, a la que llega desde Jerusalén de forma poco contrastada: algunos indican que lo hace atravesando las Columnas de Hércules,  bordeando las costas portuguesas y llegando finalmente a Galicia; otros establecen el origen de su periplo en Tarragona y su posterior travesía a lo largo del valle del Ebro y la Cordillera Cantábrica para terminar llegando a lo que hoy es La Coruña, mientras que por último, una tercera versión dice que su llegada es en realidad a Cartagena, y que desde ahí partiría rumbo al norte.

Durante su viaje por España, se le apareció la Virgen María para reconfortarlo y animarle, ya que le estaba siendo difícil anunciar a Cristo entre los habitantes de Hispania. Esta es la primera aparición mariana de la historia y, de hecho, María aún vivía en Nazaret por aquel entonces, por lo que se trata de una gracia especial de Dios al apóstol. De esta aparición surge la devoción a la Virgen del Pilar, en Zaragoza.

Tras una larga travesía por la Península Ibérica, Santiago regresó a Jerusalén y, en el año 44, fue decapitado con una espada por orden del rey Herodes. No obstante, sus discípulos recogieron el cadáver y lo embarcaron con dirección a la Hispania Romana. Según la tradición, la nave desembarcó en la costa gallega, donde fue trasladado al lugar donde hoy se halla la catedral compostelana (Santiago de Compostela).

La leyenda de la que surge la peregrinación del Camino de Santiago cuenta que, tras el descubrimiento del sepulcro donde descansaban sus restos, alrededor del año 813, numerosos cristianos del norte de la península comenzaron a peregrinar a lo que hoy es Santiago de Compostela para mostrar su devoción. Esta costumbre luego se convirtió en tradición, expandiéndose el fenómeno del Camino de Santiago a toda Europa y en todo el mundo, por lo que la ciudad santa se convirtió en uno de los centros de peregrinación más importantes de la cristiandad.

En el año 1222 el Papa Calixto II decidió implantar el Año Santo Compostelano, celebrándose los años en que el 25 de julio cayera en domingo, lo que le da una frecuencia de celebrarse cada cuatro o cinco años, aproximadamente. En cada Xacobeo se otorgan indulgencias a todos aquellos peregrinos que en Santiago de Compostela cumplan los requisitos de visitar la catedral, recibir los sacramentos y rezar una oración.

Desde el siglo IX, los reyes de la Reconquista reconocían a Santiago Apóstol como su patrón. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVII cuando el Papa Urbano VIII declaró a Santiago Patrón de España. De este modo, Santiago el Mayor fue reconocido oficialmente como único patrón de España (que desde 1627 compartía con Santa Teresa de Jesús). Junto con esta decisión, la Iglesia dio su reconocimiento conjunto y oficial de que los restos del Apóstol estaban enterrados en Compostela, y estableció además que su festividad se celebrara cada 25 de julio.

Es importante reseñar que aunque hay muchas rutas y recorridos del Camino de Santiago el más reconocido y generalmente utilizado, que reúne a un mayor número de peregrinos es el Camino francés. Aunque también son importantes el Camino primitivo y el Camino del norte.

El Camino Francés, tal y como su nombre indica, nace en Francia, en Saint Jean de Port. Su recorrido atraviesa Navarra, Huesca, Zaragoza, La Rioja, Burgos, Palencia, León, Lugo y La Coruña.

La historia de esta ruta del Camino de Santiago se remonta al siglo X. A los años en los que la Reconquista de tierras musulmanas avanza y desaparece la inseguridad que existió al sur del Camino Primitivo, durante las décadas previas.

En esta época el centro de poder se sitúa en León. Los reyes Sancho III el Mayor y Sancho Ramírez de Navarra y Alfonso VI potenciaron fuertemente el Camino Francés.

En aquellos años la peregrinación a Santiago ya estaba consolidada entre peregrinos. No solo en España, sino también en toda Europa. El Camino Francés supuso una ruta más amigable que las dos anteriores. Eso explica que fuese la ruta más utilizada durante la Edad Media por los peregrinos europeos.

Aún, hoy en día, sigue siendo la ruta jacobea más transitada. Aproximadamente el 60% de los peregrinos que ha llegado a Santiago de Compostela, durante los últimos años, lo ha hecho siguiendo el Camino Francés.

Esta ruta jacobea cuenta con la catalogación de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. También ha sido de las más promocionada, por lo que es de la más famosa. De ahí que muchas personas piensen que el Camino Francés es el auténtico Camino de Santiago.

Camino frances

Con toda esta información ya deberíamos tener una idea más o menos clara del objetivo marcado, la vinculación de Religión y Astrología. Por tanto, teniendo en cuenta la distribución corográfica de territorios en España, el resultado es más que evidente. El camino se inicia en tierras francesas o aragonesas coincidiendo en el signo zodiacal de Sagitario (atribuido a España) y que en la distribución corográfica de territorios del país corresponde a la Comunidad Autónoma de Aragón y parte de Navarra (existe una variante muy transitada que se inicia desde la región pirenaica de Roncesvalles) y termina en Santiago de Compostela que corresponde al signo de Piscis, símbolo de los dos peces y esencia del Cristianismo.

corografia de españa

San Miguel Arcangel

 

 

Mateo 5: 10-12: Bienaventurados aquellos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa de mí. Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros.

 

 

 

 

 

 

 

 

Roberto Roda

 

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

  • De Sole (Libro del Sol, Marsilio Ficino. Traducido por Conchita Morera y Mariano Aladren)

  • Libro Conplido en los Iudizios de las Estrellas (Libro VIII, Ed. Gracentro)

  • Bonatti on Mundane Astrology (Guido Bonatti, traducción de Benjamin Dykes)

  • Messahallah (De conjuntionibus planetarum / De revolutionibus)

  • El libro de los juicios de las Estrellas (Abraham Ibn Ezra)

  • Introducción a la Historia Universal (Ibn Jaldun)

  • Introducción a la Historia de la Astrología (Demetrio Santos)

  • La vida de Jesús de Nazareth (Joseph Ratzinger, Papa Benedicto XVI)

  • Comentario al Evangelio (Demetrio Santos)

  • El cielo de Sefarad (Josefina Rodriguez Arribas)

  • Carmen Astrologicum (Doroteo de Sidón)

  • Astrología y Gnosticismo (Demetrio Santos)

  • Astronomicon (Marcus Manilius)

  • Vida natural y Catholica (Diego de Torres Villaroel)

  • Comentarios al sueño de Escipión (Macrobio)

  • Historia comparada de las Religiones (Dr Eduardo Alfonso)

  • Investigaciones sobre astrología (Demetrio Santos)

  • The Thousands (Abu Massar)

  • La Kabbalah (Rafael Alvisa)

LA ASTROLOGÍA Y EL PENSAMIENTO CLÁSICO. APLICACIÓN DEL MODELO NATURAL (EN EL 4).

Como en anteriores artículos (LA PERFECCIÓN DEL 7 Y LAS VIRTUDES: VISIÓN DEL MODELO FILOSÓFICO CLÁSICO DESDE LA COSMOLOGÍA), procederemos a explicar en parte la aplicación filosófica del modelo clásico natural y cómo éste se imbrica en la ciencia astrológica de manera que nos encontramos con que si el 4 es la energía esencial reaccionando dentro […]

LOS CICLOS COSMICOS, LOS EVENTOS, EL CICLO DEL MAL Y LA FUERZA DEL ANIMODAR (II)

En anteriores artículos desentrañábamos las técnicas y el procedimiento para conjeturar eventos y elecciones astrológicas vinculadas a los ciclos mundiales y cómo se pueden recoger las tendencias astrológicas predominantes en los distintos momentos para obtener la ocasión de llevar a cabo acciones hacia un final deseado. Lamentablemente hay elecciones que tienen como objetivo una acción […]

LA ASTROLOGÍA HISTÓRICA. LA CIENCIA SAGRADA EN EL DESCUBRIMIENTO DEL NUEVO MUNDO. CRISTÓBAL COLÓN Y SUS VIAJES A AMÉRICA

Bien es sabido que la Astrología a lo largo de la historia ha sido vital en numerosos acontecimientos sociales y políticos. No hace tanto tiempo era una ciencia muy tenida en cuenta y de especial importancia en la toma de decisiones que finalmente supusieron un paso gigantesco en la historia de la Humanidad. Uno de […]

EL “THEMA MUNDI” O LA GENITURA DEL MUNDO Y SU APLICACIÓN EN ASTROLOGÍA

Un tema interesante dentro de la astrología clásica estudiado en la antigüedad pero que desafortunadamente hoy no tiene gran repercusión, sino entre los astrólogos clásicos, no exento de debate y que convendría acotar y en cierto modo que podría dar para trabajos ciertamente relevantes y una buena línea de estudio e investigación para conocer más […]

LOS CICLOS MUNDIALES (II) Y EL MOVIMIENTO DESDE LA TRADICIÓN. TEORÍA DEL TIEMPO CIRCULAR

Desde la tradición científica y astrológica los acontecimientos y eventos cósmicos a nivel mundial o de grandes civilizaciones y territorios ha sido objeto de análisis e investigaciones que han dado lugar a numerosa bibliografía astrológica. En un artículo anterior (Astrología y ciclos planetarios ) ya detallamos los tipos de ciclos astrológicos que la tradición nos […]

LOS CICLOS MUNDIALES Y LOS EVENTOS. LA FUERZA DEL ANIMODAR

En la conjetura astrológica se presenta fundamental integrar el contexto y el orden natural sobre la aplicación en el orden social. Es esencial tener claros los procedimientos astrológicos para una correcta aplicación sistemática de la técnica astrológica para discernir los filtros necesarios que proporcionen una conjetura clara y acertada con seguridad que nos aleje de […]

APLICACIÓN DE LA COSMOLOGIA CLASICA Y LA GEOMETRIA SAGRADA, LA TRIGONOMETRIA ESFÉRICA Y EL NÚMERO AUREO

Las ciencias en la visión del mundo y el modelo de pensamiento en la ciencia clásica se expresaban sobre la base de la comunión que vincula el todo con la parte. La superespecialización científica actual en la modernidad desvincula el todo y las partes o al menos causa sensación de independencia de unas con otras, […]

LA TOMA DE LA HORA DE NACIMIENTO EN LA ASTROLOGIA CLÁSICA. EL AJUSTE DE LA CARTA NATAL

Un asunto esencial en cualquier análisis de un tema astrológico y que suele generar incertidumbre, especialmente entre los estudiantes de astrología o los poco experimentados y que puede suponer conjeturas equivocados es el ajuste de la carta natal. Desde la tradición, los astrólogos clásicos desarrollaron un sistema de ajuste que fue posteriormente generalizado.

La difusión de la técnica lo encontramos más fácilmente identificada en el Renacimiento con numerosos tratados astrológicos con empleo de las mismas técnicas entre ellos para la realización del ajuste de la carta natal.

tetrabiblosRealizaremos desde aquí una breve prospección de cómo y con qué recursos han contado los grandes astrólogos para llegar al punto donde la técnica ya depurada es mejor aplicada por muchos autores que incluyen en sus tratados las técnicas de ajuste de las natividades.

Se pretende concretamente con esto llevar a cabo un trabajo que dé luz sobre los procedimientos que desde la antigüedad hasta nuestros días han perdurado y que nos dan garantías de éxito en el ajuste de la hora de nacimiento pues éstos provienen de la tradición.

Para ellos nos fijaremos en uno de los astrólogos que mayor influencia han generado en occidente. Ptolomeo en el tetrabiblos en relación a la toma de la hora de nacimiento nos indica lo siguiente: “ Frecuentemente se duda del primer y principal momento, es decir, la hora de la natividad. Solo el astrolabio puede señalar el minuto preciso, mientras que los otros instrumentos que sirven para señalar el tiempo son más engañosos. De hecho, las esferas solares fallan, porque no están bien puestas, o porque sus gonoms no concuerdan exactamente con la línea meridiana. En cuanto a los relojes acuáticos, no concuerdan entre ellos en razón de las diferentes naturalezas de las aguas. Es, por tanto, necesario hallar un método con el cual se pueda, por una razón física y consecuente, encontrar en el zodiaco el grado que monta sobre el horizonte.

Tomando sobre la hora que supone el grado ascendente, encontrado por las ascensiones, tomaremos la conjunción o la oposición que ha precedido al grado del luminar que está sobre la tierra. Hay que averiguar qué planeta es señor de este grado, siguiendo las 5 prerrogativas, que hemos anteriormente mencionado, y que son la triplicidad, la casa, la exaltación, los términos y la aparición o la configuración. Por consiguiente, después de haberse encontrado algún planeta que tenga afinidad con este grado será preciso ver cuál es el grado que tiene este planeta en el tiempo del parto, y según sea este, miramos si uno semejante (de signo ascendente) sube encima del horizonte”.

A este respecto decir que puede no quedar claro pero dado que la luna es un planeta decisivo en los partos, las lunaciones son especialmente importantes. Así Guido Bonatti nos lo indica en el capítulo del “Liber Astronomiae”: “Cual es el grado del ascendente de la natividad. El método para descubrir el grado antedicho”:

guido“El método para descubrir este acontecimiento, según la autoridad de nuestros predecesores advierten es este (animodar – Al-Qabisi, Al- Biruni).  Para ello se tomará la hora de salida del recién nacido del útero materno de la mejor manera posible y con la mayor seguridad posible, con un astrolabio o cualquier otro instrumento por el cual se disciernan las horas (pero con un astrolabio sería la mejor manera posible de certificar la hora que con los otros). Sin embargo, con esto no se puede estar completamente seguro de un punto concreto sin dudar. De ahí que para eliminar todas las dudas y para que se pueda tener un cierto cálculo constructivo, y para que se pueda estar seguro hasta un punto concreto con respecto a lo mencionado anteriormente (desde donde tomar la hora de la natividad tan próxima como se pueda) a través de uno mismo o mediante instigación de otro (ya sea de “parteras” – entendemos matronas – o similares). Y así se le puede mostrar un cálculo determinado y examinado, se calculará la posición de los planetas a una hora no muy cierta y se verificarán los lugares y las cúspides y se erigirá la figura de acuerdo con la ascensión de la región (punto del cielo) en la que están y luego se tomará el grado de la conjunción (de los luminares) más cercana a la natividad o, si la natividad fuera prevencional, el grado de la prevención. Luego se mirará el almutén en ese grado de la figura erigida”.

Asímismo, otros astrólogos anteriores a Guido Bonatti, nos encontramos el “Libro de las natividades” de Albubather y en el enunciado del capítulo 3 nos encontramos lo siguiente: “Cálculo del animodar y la hora de penetración del semen en la matriz”. Es importante señalar que el autor en este capítulo utiliza el término animodar para la realización del ajuste pero describe otra de las técnicas que desde la tradición se nos ha legado para la toma de la hora de nacimiento: La Trutina de Hermes.

Otro ejemplo del uso del animodar como técnica para tomar la hora de nacimiento la podemos encontrar en otro astrólogo muy conocido. Ali Ben Ragel en el Libro conplido de los iudizios de las estrellas en el capítulo X del primer libro “habla de conocer el almuten de la conjunción y de la oposición”, referido al nacimiento o la cuestión (astrología horaria).

ali ben ragelNo obstante lo dicho, no es tarea sencilla encontrar en los astrólogos anteriores al Renacimiento una forma de ajuste sistematizada en esta cuestión. Pero si avanzamos hacia los renacentistas, se puede observar cómo para buscar el lugar exacto de colocar el ascendente de la natividad si se observa una sistematización de la técnica, o al menos una explicación que hoy nos resulta más sencilla.

Las técnicas utilizadas para la toma de la hora de nacimiento correcta o ajuste de la natividad eran: Animodar, Trutina de Hermes y acontecimientos.

De esta manera Demetrio Santos en la traducción del Horoscopo de Felipe II realizado por Matias Haco describe perfectamente como para la rectificación de la carta Haco sigue los postulados de Ptolomeo (Animodar) y Hermes (Trutina), limitándose a seguir la doctrina de Manilio, Doroteo de Sidón, Ptolomeo, Firmico Materno y Hermes entre los antiguos y de Albumasar, Al-Kindi, Albubather, Ali Ben Ragel y Ben Ezra en los posteriores arábigos.

animodar schonerNo menos coincidente es el tratado astrológico de Johannes Schoner que utiliza las mismas técnicas para el ajuste de las natividades en los “3 libros de los juicios de las natividades”.

Por último y por citar algún ejemplo más, podemos concluir con el texto de Diego Perez De Mesa (catedrático de la de la Universidad Complutense -1586 hasta 1595 – fundada por el cardenal Cisneros) “De diferentes modos de levantar figuras”, trutina diego perez de mesaen la que cita y explica la forma de hallar el animodar, posteriormente describe la Trutina de Hermes y por último indica la forma de ajustar el ascendente por los accidentes sufridos por el nativo.

 

Roberto Roda

BIBLIOGRAFÍA:

  • Astrología judiciaria (Eudes Picard)
  • Tetrabiblos (Ptolomeo)
  • Sobre las natividades (Albubather, traducción de Demetrio Santos)
  • Libro conplido en los Iudizios de las estrellas (Ali Ben Ragel)
  • Liber astronomiae (Guido Bonatti)
  • El horóscopo de Felipe II (Matias Haco, traducción de Demetrio Santos)
  • Opera Mathematica (Johannes Schoner)
  • Tratado de astrología “De diferentes modos de levantar figuras” (Diego Perez de Mesa)
  • La interpretación astrológica (Demetrio Santos)
  • Investigaciones sobre astrología (Demetrio Santos)

LA CUANTIFICACIÓN EN LA ASTROLOGÍA CLÁSICA. DIGNIDADES Y DEBILIDADES PLANETARIAS EN LOS TEMAS NATALES

Una de las cuestiones de la interpretación y conjetura de un tema natal que se debe considerar esencial para evitar errores en esta es la cuantificación del tema para tener una idea general de la carta completa.

Y dentro de este apartado fundamental se encuentra la cuantificación de las dignidades y debilidades planetarias accidentales que dará un valor determinado a la acción extrínseca de los planetas.

Pero para comprender mejor las acciones de los planetas deberemos centrar las acciones de éstos según las distintas posibilidades: La fortaleza y la virtud de los planetas. La fortaleza intrínseca o extrínseca y la acción esencial de cada planeta.

FORTALEZA Y VIRTUD

Estos 2 conceptos son fundamentales para entender las dignidades y las debilidades planetarias y Morín de Villafranche fue quien mejor las explicó:

morin“La fortaleza de un planeta y su virtud se diferencian en que virtud, propiamente dicho, significaría su naturaleza elemental o influencial, por medio de la cual el propio planeta actúa, y, en cambio, por fortaleza se entiende la cantidad de dicha virtud. Por ejemplo, dos imanes de igual tamaño, de los cuales uno elevaría dos libras de hierro y el otro doce, son obviamente idénticos en cuanto a virtud, -puesto que uno y otro tienen una virtud del mismo género, es decir: atraer el hierro-, pero difieren por su potencia o fortaleza, ya que no tienen ambos la misma cantidad de tal virtud. Por lo tanto, la fortaleza de un planeta parece definirse correctamente si se dice que es la cantidad de virtud con la cual actúa el propio planeta. Pero hay dos tipos de fortaleza de un planeta: la intrínseca y la extrínseca. Intrínseca es la que mide la cantidad de virtud intrínseca por la cual dicho planeta actúa por sí mismo, e indica cuánta es la potencia, por ejemplo, del Sol (considerado según su luz, calor e influencia, que son las cosas por medio de las cuales obra per se). Pero la extrínseca es la que mide la potencia del planeta a partir de elementos extrínsecos, es decir: su estado en el Cielo, posición respecto al horizonte etc. Pues en estas circunstancias no se dice que el planeta actúa por sí mismo, sino por accidente, en la medida en que dichas circunstancias le ayudan, obstaculizan o determinan para actuar per se. Pero, aunque ambas fortalezas se pueden considerar en virtud de su naturaleza elemental o influencial, a pesar de ello, aquí hemos decidido atender solamente a su fortaleza influencial y exponer la misma”.

A través de esta explicación Morin diferencia magistralmente la naturaleza esencial y la accidental de un planeta, su fuerza y su virtud.

No obstante, con el paso del tiempo y muy especialmente desde finales del Renacimiento y sobre todo desde la Ilustración, el sistema clásico de cuantificación sobre las dignidades y debilidades planetarias  accidentales según la posición de los planetas en un tema natal ha venido transformándose y reduciéndose la fortaleza o debilidad de un planeta, por tanto, su dignidad o debilidad accidentales se valoran actualmente “grosso modo” según su posición zodiacal, su posición domal y sus aspectos.

Con esto es probable que en algunos casos por pretender realizar una conjetura con cierta rapidez, pueda llevarnos a error al interpretar una buena posición del planeta o viceversa, cuando según la cuantificación clásica el resultado de esto sería completamente diferente.

Para ver cómo en realidad se realizaba la cuantificación en el mundo clásico nos centraremos en varios ejemplos de astrólogos renacentistas:

APLICACIÓN PRÁCTICA

En primer lugar veremos un ejemplo claro sobre un horóscopo conocido y bien explicado. Nos hemos centrado en la cuantificación del horóscopo de Felipe II que Mattias Haco realizó por encargo de su padre Carlos V.

Los clásicos para cuantificar la fortaleza de los planetas solían utilizar varias posiciones planetarias accidentales, al menos tenían en cuenta muchas más que las que actualmente se utilizan.

Veamos la cuantificación de algunas partes del tema natal de Felipe II que Mattias Haco incluye en el texto del libro:

Sin título

Y sobre la traducción de Demetrio Santos tenemos la cuantificación de dignidades y debilidades planetarias:

IMG_6642

Otro ejemplo claro que en el que se puede apreciar la cuantificación clásica es en el magnífico compendio astrológico realizado por Johannes Schoner. Veamos algunas de las reglas en la cuantificación que incluye en el libro, para los planetas:

Schoner

A continuación tenemos el ejemplo de cuantificación sobre un horóscopo real:

schoner 3

schoner 2

Como se puede observar, los elementos a coordinar para una conjetura correcta eran significativos y no se limitaban únicamente a posición en signo, posición por casa y por aspectos.

Esto obviamente, requería un gran conocimiento de las técnicas astrológicas y el dominio de todas las posiciones accidentales posibles.

Otro ejemplo claro lo tenemos en las cuantificaciones realizadas por Cipriano Lobicio en su “Libro de los nacimientos”:

lobicio

IMG_6644De esta manera finalmente pondremos un ejemplo de cómo se cuantificaba la fortaleza de las posiciones accidentales de los planetas, de un libro excelente por lo exhaustivo en la explicación de Antonio De Najera en su “Summa astrológica”. Como se puede apreciar, los astrologos renacentistas en los tratados de astrología incluyeron perfectamente esta parte, sin obviarla tampoco en los ejemplos prácticos de sus tratados con ejemplos prácticos sobre horóscopos reales, ya que lo verdaderamente importante era la conjetura en el tiempo pero sin olvidar la parte descriptiva del tema natal.

De esta manera idénticamente nos podemos encontrar esta misma cuantificación en el tratado de astrología “Diferentes modos de levantar figuras” del catedrático Diego Pérez De Mesa:

Diego Perez de Mesa

CONCLUSIÓN FINAL

Quizás en estos tiempos en los que habitamos y cuya convulsión se debe en buena parte al cambio cíclico que estamos a punto de sufrir y ser presentes y partícipes de él, en el que como se puede apreciar toca revisionismo en todos los asuntos importantes y facetas sociales, debemos ser especialmente críticos en el colectivo y aprovechar la coyuntura política, social y cultural para investigar sobre las técnicas astrológicas heredadas de la tradición para tratar de cuestionar si la modernidad no nos ha llevado a un reduccionismo peligroso en la aplicación de la técnica de algunos asuntos astrológicos  como la cuantificación en la parte descriptiva de la astrología judiciaria o natalicia.

Roberto Roda

BIBLIOGRAFÍA:

  • Libro XVIII de la Astrología Gallica de Morin de Villefranche (traducción de Pepa Sanchís)
  • Libros XIII y XXI de la Astrología Gallica de Morin de Villefranche (traducción de Pepa Sanchís)
  • Ningún tema astrológico debería conjeturarse sin cuantificar (Mariano Aladren)
  • Tratado de astrología “De diferentes modos de levantar figuras”. (Diego Pérez de Mesa)
  • 3 libros de los nacimientos (Cipriano Lobicio)
  • Opera Mathematica (Johannes Schoner)
  • El horóscopo de Felipe II (Mattias Haco) (Traducción de Demetrio Santos)
  • Summa astrológica (Antonio de Najera) (Colectivo de astrólogos de la antigua Corona de Aragón)

 

CICLOS MUNDIALES. CONJUNCION MARTE – SATURNO

En la modernidad para conjeturar un tema mundial se utilizan los ciclos clásicos habituales (conjunción Júpiter – Saturno, 0 Aries, ciclo Saros, las 32 revoluciones de Saturno, Fridarias, lunaciones, etc), pero hay un ciclo planetario no muy común en las conjeturas y que puede ayudar y facilitar al astrólogo en la deducción e interpretación de los eventos mundiales: Ciclo Marte – Saturno o también llamado ciclo del mal. Este es un ciclo que se usaba en la antigüedad con frecuencia y que ayudaba a los astrólogos a predecir los momentos de mayor tensión, así como los lugares donde con mayor probabilidad se producirían.

En esta ocasión hemos buscado un astrólogo que describiera con solvencia los significados de la Conjunción Marte – Saturno. Para esta tarea nos hemos fijado en Guido Bonatti, astrólogo italiano del S. XIII, cuya exposición sobre este ciclo es excepcional y asombrosamente concreta.

¨La 3ª conjunción es la conjunción de Marte y Saturno que comienza en el principio de Cáncer o en el grado 1 o al menos en este signo y se produce cada 30 años.

250px-Guido_BonattiPero podrías decir “¿porqué se considera el comienzo de la conjunción de Marte y Saturno (ciclo) en Cáncer cuando también conjuncionan en otros signos e igualmente en otras triplicidades, como lo ha  cen en Cáncer?”. Para poder responder esto se considera el comienzo en Cáncer, porque esta es la peor (de las conjunciones) que se pueden dar; y la conjunción que hacen en Capricornio es menos maliciosa porque están en recepción mutua y el mal está disminuido. Capricornio es dignidad, domicilio de Saturno y exaltación de Marte, cuando Cáncer es detrimento de los 2 porque en él están muy impedidos. Y de cualquier forma están los maléficos mucho más impedidos y hacen cosas peores y su malicia y detrimento es mayor. Porque en los otros signos no manifiestan detrimento. Y ese daño en los otros (signos) no mata como lo hacen en Cáncer; porque allí (en Cáncer) tienen lugar los cambios en el mundo, tanto como los grandes accidentes, los cuales no ocurren en otros signos.

Los Reinos cambian, y se producen terribles guerras, con los consiguientes muertos, sofocaciones, capturas, destrucción de Reinos, fuegos, derramamiento de sangre, mortalidad, esterilidad y muchas pestilencias.

Y si fueran orientales (Marte y Saturno en la conjunción) las cosas significadas se producirían rápido tanto como se distancien del Sol. Y si fueran occidentales las cosas que significan se retrasarán.

Se considerará el ascendente de la conjunción cuando se produzca la conjunción (en el mismo minuto). Y se mirará el número de grados de longitud hasta el Sol. Si un signo fijo estuviere ascendiendo, y ellos mismos fueran occidentales, significarán los años en los que acontecerán lo que significan, de acuerdo al número de signos en grados de distancia que se tomen desde ellos hasta el Sol. Y si fueran orientales en vez de años pon meses. Y si el signo fuera móvil en vez de años pon semanas si fueran occidentales. Lo mismo si fueran orientales, pon días en vez de semanas.

Y para dar un signo por año, da 2º 30´a cada mes, y una semana por cada 37´30¨, y un dia por cada 5´21¨, porque con esos tiempos se producen las cosas que significan si has estimado el ascendente de la conjunción bien.

De cualquier manera, debes considerar si el angulo de la 1ª casa es correcto. Porque si fuera correcto (toda la casa en un solo signo) esto ocurrirá de acuerdo a como te he dicho, en los mismos tiempos. Si esto no fuera así, las cosas ocurrirían de otra forma; porque si el angulo contiene menos de 30ª, los significados se retrasarán, si un signo contiene 2 casas. Si de otra forma contiene más de 30ª los significados ocurrirán rápido y se acelerarán.

Encontes si el 5º grado de Leo está en la 1ª casa y el 27º de este en la 2ª casa (entre el 5º y el 27º esté la primera casa), de forma que este signo esté en 2 casas las cosas significadas se retrasarán 1/10 parte, así como 1/10 parte del signo cae en otra casa. Y si más de esta 1/10 parte cayera en ella, la cosa significada se ralentizaría más. Y si 1/9 de ello cayera en otra casa el significado se ralentizaría 1/9 del tiempo. Y así con el resto de partes del signo.

Pero si un signo fuese encerrado (interceptado) como si los 28º de Piscis estuvieran en una casa y los 3º de Tauro en la 2ª casa, de esta forma Aries estaría encerrado en la 1ª casa y la cosa significada aceleraría de acuerdo con la cantidad de grados que contenga más allá de los 30º y que debiera haber caído en la 2ª casa (que son 2º de Piscis y 3º de Tauro) y así la cosa significada se aceleraría en una sexta parte de su tiempo, justo lo mismo que una sexta parte de un signo cae en esa casa más allá de lo que debiera haber sido de acuerdo con el tamaño de los ángulos.

Y si el ascendente (de la conjunción Marte – Saturno en Cáncer) estuviera en un signo que se eleva en menos de 2 horas iguales, significa días. Y si hubiera entre ellos tantos grados como un signo entero, es decir 30 grados, significará meses. Y si el signo ascendente se eleva en más de 2 horas, significa años, según la proporción mencionada en grados y minutos que dije.

Incluso se debe saber que las cosas significadas por esta conjunción a menudo caen sobre aquellos que se significan por el signo que ascendía a la hora de su perfeccionamiento, o por su señor, y por lo tanto con respecto al signo en el que se encuentra su conjunción.

Y si estuvieran en la parte este cuando se completara la conjunción, es decir cuando se juntaran en un mismo minuto, o fueran orientales, significa que las cosas significadas sucederán en el este.

Y si estuvieran en el sur, sucederán el en sur. Y si fueran occidentales, o estuvieran en la zona occidental, sucederán el oeste, pero si estuvieran en el norte o estuvieran al norte de los planetas, sucederán en el norte.

Cáncer, como dije, es el detrimento de Saturno y Marte, porque está opuesto a Capricornio (que es el domicilio de Saturno y la exaltación de Marte). Y el séptimo signo del domicilio y exaltación de estos mismos planetas, y se dice que es el detrimento de estos planetas. Aries está opuesto a Libra (que es la exaltación de Saturno). Pero no está opuesto a dignidades de Marte, al contrario, Aries es su dignidad (domicilio).

Tauro esta opuesto a Escorpio (que es el domicilio de Marte), pero no es la oposición del domicilio o exaltación de Saturno. Cuando la conjunción comienza en otros signos, u otras triplicidades son menos (perniciosos) que cuando la conjunción comienza (ciclo) en Cáncer. En efecto, Géminis no es la oposición del domicilio o exaltación de ellos”.

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

Libro de Astronomia (Guido Bonatti).

LAS CRISIS VITALES EN LA CARTA NATAL. HILEG, ALCOCODEN Y LOS RIESGOS PRONOSTICABLES. UNA APLICACIÓN PRÁCTICA

La vida y la muerte, así como los riesgos para la vida y la salud siempre han formado parte de cuestionamientos filosóficos, metafísicos y gnoseológicos, pero también han sido fuente de estudio práctico desde la antigüedad en todas sus ramas científicas, desde la salud y la medicina hasta la filosofía, integrándose por supuesto también en el corpus astrológico.

Es pues la prognosis, el objetivo fundamental que desde el principio de los tiempos en la observación del cielo generó el desarrollo del modelo filosófico que alumbró la ciencia astrológica. muerteLos movimientos de los astros en forma circular y los distintos elementos de la cúpula celeste tras el paso del tiempo en la observación directa de éstos en concordancia con eventos que se producían cíclicamente resultaban ser similares en cuanto a los efectos en la Tierra según unas determinadas posiciones en la bóveda celeste.

De estas primeras conjeturas nace hace algunos miles de años la ciencia astrológica proveniente de la explicación del modelo filosófico de la relación causa – efecto / macrocosmos – microcosmos (el todo y la parte).

De esta forma las sociedades que lejos del desarrollo tecnológico de la modernidad crearon una herramienta que amortiguase los efectos de los elementos naturales y del paso del tiempo sobre ellos. Así mismo, ya más elaboradamente desde el Renacimiento y especialmente en la edad moderna fue generalizándose no solo el estudio de los efectos del cielo sobre las sociedades y civilizaciones y sus mandatarios (Reyes y reinos) sino sobre el resto de personas a través de la difusión de la astrología judiciaria en el medio período[1].

Con lo que es posible en función de esto observar las cualidades descriptivas y los puntos débiles de cada persona que nos pueden además de ayudar a orientarle en los diferentes campos y aspectos de la vida, sino también el estudio del tiempo que genera una carta astral y los posibles efectos benéficos o perjudiciales del paso del tiempo.

En una carta natal es posible observar según el movimiento de los diferentes elementos, los efectos del paso del tiempo y los diferentes escenarios que en ese tiempo concreto se desarrollarán, siempre que seamos certeros en la conjetura.

De esta manera en una carta natal podremos ver la vida y su inicio, así como su desarrollo y los puntos de crisis en el crecimiento evolutivo del individuo.

Esta es una forma de proceder que actualmente no es la predominante en la consulta astrológica moderna que se centra más en la parte descriptiva y psicológica.

Pero lo mismo que en una carta natal se puede observar el nacimiento y el desarrollo del individuo y los diferentes “accidentes” y efectos del paso del tiempo, podemos observar también la forma y las crisis vitales más importantes, incluso aquellas que pueden llevar a la muerte.

Es en esta última parte en la que nos vamos a detener y sobre la que vamos a aplicar la doctrina de la astrología del medio período, judiciaria o natalicia.

APLICACIÓN PRÁCTICA

                Para poder comprobar sobre el papel cómo funciona la astrología judiciaria y las técnicas astrológicas para estudiar el paso del tiempo y entender cómo operan las fuerzas naturales y celestes sobre las sociedades y los seres humanos nos centraremos en un ejemplo de una persona de fama cuyo horóscopo es conocido y por tanto los acontecimientos importantes de su vida también

Michael Schumacher 1Michael Schumacher (para quien vaya un poco despistado) es un expiloto alemán de Fórmula 1, que compitió desde 1991 hasta 2006 y desde 2010 hasta 2012. Ha ganado 7 campeonatos del mundo y es el más laureado de esta competición, no habiéndole superado en número de campeonatos ningún otro piloto hasta ahora. También fue en su momento el piloto más joven en ganar un gran premio de Fórmula 1, siendo además el piloto que más puntos ha conseguido en la historia de esta categoría. El 29 de diciembre de 2013 sufrió un gravísimo accidente mientras practicaba esquí con su familia en las vacaciones navideñas en la estación francesa de los Alpes de Méribel, esquiando fuera de pista. En la actualidad se encuentra recuperándose de las graves lesiones que sufrió en su cabeza, ya que estuvo varios meses en coma debatiéndose entre la vida y la muerte. Aunque no han trascendido grandes detalles sobre su recuperación, el expiloto no puede hablar ni caminar.

Veamos la carta natal según la hora oficial de nacimiento

natal armon

En artículos anteriores hablábamos de morfologías características de los planetas. En este caso podremos ver como las morfologías también pueden ayudarnos a complementar el ajuste de una carta natal. Desde un principio vemos como Saturno natal se emplaza en la casa 12 y en Aries lo que indica que puede haber algún tipo de conexión entre el tipo de accidente (Saturno – caída) y la zona afectada (Aries – cabeza). Michael Schumacher 2Es especialmente importante observar cómo es una carta con 2 casas maléficas muy grandes (C6-C12) y ocupadas por los planetas maléficos aunque estos se encuentran en gozo, así que es muy probable que entre otras razones esta cualidad accidental de los planetas haya podido influir en la resistencia del expiloto, por lo que es de suponer que deben tener una importancia mayor que otras casas en la conjetura de la natal.

Debido a que tenemos un acontecimiento muy singular a la hora de aplicar la conjetura y para no extendernos en exceso, utilizaremos en el ejemplo el accidente ya que supone un hito importante en la vida del expiloto alemán pues la transformación se da en todos los planos energéticos. El ascendente por tanto quedaría en los últimos grados de Tauro después de aplicar para el ajuste de la natal Animodar, acontecimientos y Trutina de Hermes tal y como hacían los clásicos.

Pero pasemos al desarrollo del procedimiento. Dada su posición, podemos afirmar que el Sol en esta carta es Hileg.

Para ajustar la carta por acontecimientos nos fijamos en el accidente que sufrió en 2013, confirmado por el ciclo de resonancia planetaria para esencial para los seres humanos, C60 (desarrollado por Demetrio Santos).

C60

Una cuestión importante en cada carta natal es encontrar el Anareta (planeta que mata). En el caso actual está bastante claro, pues Saturno que está en orbe con el Sol en casa 12 y accidentalmente muy mal dispuesto (Aries) le hace una cuadratura en el natal. Por lo que podríamos aventurar que la muerte le vendría naturalmente sobrevenida por el tipo de muertes  que provoca Saturno (caídas). Seguramente al estar en gozo le ha procurado una salida pues le ofrece resistencia. Es muy probable también que Saturno sea Alcocoden en esta carta. El debate interesante podría darse en si el Alcocoden le da los años medianos o menores y si se añade o resta tiempo, aunque esto último no parece muy probable. En cualquier caso los años medianos de Saturno le proporcionaría la protección durante 43 años y medio.

Es interesante ver cómo la crisis del momento está producida en un entorno muy saturnino como es la montaña y le afecta en la zona en la que se encuentra Saturno en la carta natal (Aries – cabeza).

Pasemos a ver la Revolución solar del año 2013.RS 2013 con divisor

Se observa que Mercurio se sitúa sobre casa 8 y volviendo al signo en el que se encuentra en el radix. Otro dato significativo es que el atacir de la RS se encuentra transitando su casa 12 cuando tiene el accidente. Por otra parte vemos como Saturno lanza un sextil de mala calidad al Sol, por lo que podríamos entenderlo como un ataque al Hileg.

asc RL 2013

Si observamos la Revolución lunar del mes de diciembre de 2013 vemos como el asc de RL se encuentra sobre la casa 1 del natal. Vemos como Marte en mal estado compromete la situación del día 29/12/2013 y descubrimos una fuerte subida de astrodinas.

astrodinas dia 29 diciembre RL

Hasta ahora hemos podido comprobar cómo han funcionado los acontecimientos en una carta natal y cuáles pueden llegar a ser los puntos de crisis importantes de una persona. Ahora bien, esto habrá marcado un antes y un después para el expiloto y gran campeón de Fórmula 1 pero siguiendo el procedimiento debería proporcionarnos datos suficientes para entender si habrá o no y cuáles serán las posibles crisis vitales posteriores.

Atacir C60

Si volvemos al dial cronográfico podemos observar cómo el atacir del C60 sobre los 51-52 años pasará sobre Saturno, planeta muy implicado en los acontecimientos que hemos observado y en su carta natal. Como el tipo de crisis producida es de naturaleza saturnina y Saturno a los 51 – 53 años puede estar muy implicado y teniendo en cuenta que se encuentra en Aries (cabeza) en un sector difícil (casa 12) podríamos conjeturar que es probable que sufra otra grave crisis en ese momento, viniendo con derivada de la subida de astrodinas que ya se producirá sobre los 50 años.

Roberto Roda

 

BIBLIOGRAFÍA

Astrología Judiciaria (Eudes Picard)

Libro conplido en los iudizios de las estrellas ( Ali Aben Ragel, Libros IV, V y VI)

Enciclopedia astrológica (Nicholas Devore)

Liber Astronomiae (Guido Bonatti)

La interpretación astrológica (Demetrio Santos)

Investigaciones sobre astrología (Demetrio Santos)

Tetrabiblos (Claudio Ptolomeo)

Sobre el efecto de la energía astral en el hombre y su nacimiento (Mariano Aladren)

[1] Existen varios tipos temporales de astrología: corto, medio y largo período. Para mayor aclaración ver artículos anterioresLeer más »